Decrease font sizeDefault font sizeIncrease font size

Ley Antiterrorista 26.734

La Plata


Existen nuevos estándares jurídicos internacionales para encuadrar determinadas situaciones caracterizadas como “problemáticas excepcionales”. Son herramientas jurídicas tendientes a fortalecer la “lucha contra el terrorismo”, donde paradójicamente se establecen tipificaciones laxas de qué se entiende por terrorismo y cómo se identifican a los supuestos “enemigos”. Estamos ante auténticos significantes vacíos que cada Estado deberá completar de acuerdo a sus conflictos locales.

Asistimos a un proceso esquizofrénico en que los Estados que se incorporan a tratados internacionales de derechos humanos, modifican a su vez su legislación según los estándares “antiterroristas”. Esta doble dinámica se puede leer en la misma agenda de los organismos internacionales como el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que presionan y exigen a países como la Argentina la aceptación de sus políticas de terror, para calificarlo como destino seguro de inversiones externas.

Si la criminalización de la protesta marcó una línea de continuidad con la pobreza, la nueva Ley Antiterrorista 26.734 amenaza ahora con combatir a los protagonistas de esos mismos conflictos por medio de un nuevo incremento de la violencia y coerción institucional, independientemente de notas aclaratorias que afirmen que “no será utilizada para casos donde se encuentren en juego derechos fundamentales”.

Este antiterrorismo jurídico plantea un escenario donde las agencias policiales de los estados pueden administrar los conflictos a través de la fuerza y el terror, donde el poder judicial, con actores que han sobrevivido a las dictaduras, interpreta parámetros de una amplitud exagerada, pudiendo encerrar reivindicaciones y acciones de protesta social en las figuras de sedición o terrorismo. Los ciudadanos dejan de ser sujetos de derecho para convertirse en objetos de control, plausibles de un tratamiento diferenciado en el marco de una guerra preventiva global.

 

  Esta temática fue desarrolla por el Colectivo de   Investigación y Acción Jurídica en “Políticas de terror. Las formas del terrorismo de Estado en la globalización.” Ad-Hoc 2007

A través del análisis de autores de Argentina, México, España, Colombia, Guatemala y Euskadi; intenta examinar las diferentes dimensiones que aparecen en la transformación de los regímenes jurídico-políticos nacionales e internacionales.